Espectáculos

Beya Durmiente (DJ Beya)

Teatro: Margarita Xirgu

FUNCIONES:
Temporalmente suspendida

Entradas: POR PLATEANET Y EN LA BOLETERÍA DEL TEATRO

Beya Durmiente (DJ Beya) – Segunda temporada

BEYA DURMIENTE (Dj Beya) a partir de la nouvelle “Le viste la cara a dios” de Gabriela Cabezón Cámara

Una actriz-dj nos llevará por un viaje poético, musical y electrónico, que nos permitirá escuchar la voz de una mujer en situación de trata. Un espectáculo performático-musical basado en la nouvelle “Le viste la cara a dios” de Gabriela Cabezón Cámara, con dirección de Victoria Roland y la actuación de Carla Crespo.

SINOPSIS

Desdoblándose para poder hablarse, Dj Beya intentará desentrañar los mecanismos para sobrevivir en un oscuro puticlub de Lanús, antro contemporáneo de la violencia machista. Una mujer se observa carne y se delira santa. Una mujer se escinde para volverse epifanía. Una mujer se transforma en Houdini o en un Kill Bill del conurbano, en clave de acto psico-performático de sublevación.

Carla Crespo nominada como MEJOR ACTRIZ a los Premios Luisa Vehíl 2019.

Espectáculo co-producido por el Xirgú UNTREF, esta obra cuenta con el apoyo de Proteatro, Fondo Nacional de las Artes y Fondo Metropolitano de la Cultura, las Artes y las Ciencias.

Obra invitada de Proteatro para el Festival Internacional de Teatro de Buenos Aires FIBA2020.

 

Ficha Técnica

Actriz y dj: Carla Crespo

Coach musical y colaboración artística: Bárbara Togander

Dirección de arte y diseño de escenografía: Julieta Potenze

Realización de escenografía: Ariel Vaccaro

Diseño de iluminación: José A. Binetti

Diseño de vestuario: Gerónimo Lagos Agüero

Realización de vestuario: Leonardo Colonna y Jessica Vanina Bellomo

Diseño gráfico e ilustraciones: Sofia Costantino

Fotografía: Nora Lezano

Asistente de dirección: Sofía Costantino

Dirección: Victoria Roland

DIJO LA PRENSA

«Creo que las mujeres tenemos que tomar los escenarios y los distintos ámbitos de la sociedad. Una no dimensiona hasta qué punto todo está comandado por hombres: los grandes relatos de dramaturgia y dirección, los grandes maestros de actuación, las escuelas más prestigiosas, todo está atravesado por una mirada masculina».

Entrevista a Victoria Roland por Laura Gómez, Página/12. Leer entrevista completa

 

«La dupla creativa Crespo-Roland lo logra a partir de un trabajo tan sutil como bien realizado: escinden un cuerpo que atraviesa el horror con la belleza de una actriz que, sonrisa mediante, nos conduce por ese viaje performático musical.»

Federico Irazabal, La Nación.

 

“Roland ahora se anima a más. Versionó Le viste la cara a Dios, la nouvelle de la destacada narradora argentina Gabriela Cabezón Cámara (La virgen cabeza, Las aventuras de la China Iron) y dio forma a Beya Durmiente (DJ Beya).»

Carlos Pacheco, La Nación.

 

«Sobre cada uno de los procedimientos, todos enmarcados, entramados, cosidos a veces con hilo grueso y a veces con un hilo invisible se podría hacer una propuesta de descripción. Pero no tendríamos idea de lo que es Beya. Porque Beya es la inteligencia de todas esas decisiones.»

Mónica Berman, Máquina de escribir.

 

«Pero entonces se presenta la palabra y el personaje de Beya, interpretado por una energética y poderosa Carla Crespo, introduce el texto de Cabezón Cámara con una contundencia irrefutable.»

Julieta Bilik, Revista Llegás.

 

«Esta dupla de creadoras construye una maquinaria performático-poética que logra meter el dedo en la llaga pero sin golpes bajos, con la fuerza de la poesía y el impacto de un cuerpo que es puro presente.»

Laura Gómez, El Voyeur Cultural.

 

«La combinación del texto desgarrador con la música interpelan de manera inimaginada. Juntas, combinadas con la performance, generan un mix de emociones que nunca antes sentiste, pero que son necesarias.»

Entrevista a Victoria Roland por Camila Barreiro, Revista Zibilia.

 

“Podemos asegurar que en esta oportunidad, Victoria propone un salto cualitativo al abismo, inquietante y audaz ante un acto creativo inteligente y necesario.”

Entrevista a Victoria Roland por Azucena Ester Joffe, Arte y Sociedad.

 

“El trabajo físico de Carla Crespo es epiléptico y logra trasponer el desgarro de la tortura y la violación aún en un cuerpo enfundado en lycra plateada.”

Agustina Paz Frontera, LATFEM.

 

“La dirección convierte a la actriz en una médium, un canal que sintoniza la frecuencia de esa voz y la emite, incansable, visibilizándose además en un cuerpo mínimo, tan poderoso e inalcanzable como frágil.”

Macarena Trigo, Mecagoenlabohemia.

 

“Es imposible no recomendar Beya Durmiente (DJ Beya). Un hecho escénico sin fisuras, con el talento de tres mujeres -Cabezón Cámara, Roland, Crespo- y necesario para todxs, en especial para lxs más jóvenes, porque nos sensibiliza e interpela como sujetos sociales que somos.”

Azucena Ester Joffe, Arte y Sociedad.

 

“Una puesta de teatro excelente, que excede el marco de su trabajo, para expandir una conciencia necesaria.”

María de los Ángeles Sanz, Lunateatral2.

 

“Poéticamente desgarradora, «Beya Durmiente (DJ Beya)» es una bofetada de realidad que martilla conciencias, sacude y visibiliza un flagelo vivido por muchas mujeres, explotadas sexualmente, con la complicidad del Estado y la indiferencia de gran parte de la población.”

Cecilia Villareal, El Caleidoscopio de Lucy.

 

«Iride Mockert y Carla Crespo arrasan con dos unipersonales inolvidables. Dos torbellinos en los que se actúa, canta, toca cumbia, rapea y bailan al compás de su propia verba. Es la magia transformadora e irrepetible del teatro.»

Daniel Gaguine, El Caleidoscopio de Lucy.

 

“Cuando llega el aplauso, estás en un trance total, tus manos responden porque ya tienen naturalizado el agasajo post performance, pero tus piernas no; están ahí, sobre la silla y no pueden moverse.”

Magdalena Casanova, Revista LOÏE.

 

“Lejos de escenificar y representar de forma teatralmente canónica la historia, Victoria Roland propone una intervención performática del texto, donde la música electrónica, el relato y la actuación se funden, para crear una experiencia sensorial, un viaje al horror, con una maquinaria afinada, que aturde, grita, incomoda, revoluciona y sorprende gratamente.”

Martin Dichiera, Geo Teatral.

 

“Al ritmo de la música electrónica, Carla Crespo y Victoria Roland nos dan una patada en la cara como individuos de esta sociedad para despertarnos de una vez por todas y que veamos la realidad de La Beya Durmiente que, lejos de los cuentos de hadas, es la de tantas víctimas de la trata.”

Victoria Casaurang, Farsamag.

 

«La verdad es que en estos años, las mujeres están hablando, mucho, potentes, visibles, incomodan. En «Beya» son tres: Gabriela Cabezón Cámara excepcional escritora; Victoria Roland directora, a quien veo en un vertiginoso e imparable ascenso en el teatro argentino; Carla Crespo impactante actriz.»

Anibal Villa Segura.

 

Oh, poderoso San Jorge, oh guerrero noble y bueno, dale una mano a tu sierva y ganame esta batalla. Defensor de las causas justas, matador del dragón rojo, dame tu espada implacable, mandame diez mil soldados y aplastá a mis enemigos que son fuerza de Satán. Oh, luchador del bien, que sea el brillo de tu espada la luz que corte lo oscuro del putibclub de Lanús. General de mil batallas, ahora te estoy invocando. Hasta la victoria siempre. Amén.”

Fragmento de “Le viste la cara a Dios”

SOBRE LA PROPUESTA ESCÉNICA

Para su primera edición, Gabriela Cabezón Cámara escribe esta nouvelle a partir del encargo de una editorial independiente, con la consigna de re-versionar cuentos clásicos infantiles. Le proponen trabajar sobre “La bella durmiente” y a partir de la imagen de una mujer que se encuentra durante todo el relato en una cama, sin tener voluntad ni soberanía sobre sí misma, es que Gabriela imagina una mujer en situación de trata. “La bella durmiente” de Gabriela es casi como una zombie en vida, que se ve a sí misma desdoblada o dislocada en esta situación de tortura y secuestro. Durante todo el relato, Beya es violada, drogada y golpeada en un burdel del conurbano. El texto está escrito en una segunda persona que sobrevuela todo lo que ve, y que parece hablarse a sí misma desde otro plano. La segunda persona del texto marca la distancia entre una visión poética y un cuerpo, entre un alma que quiere huir y un cuerpo que sólo puede servir como objeto de uso y descarte. Es desde esta voz omnipresente, que seremos testigos de las visiones místicas-religiosas de Beya, y también de la construcción de su odio y de la concreción de su venganza. “Le viste la cara a dios” es un acto de supervivencia poética o una dislocación delirante, para darle voz a un cuerpo femenino vuelto materia de desecho; y para trascender de este modo la elocuencia de la crueldad machista. En el contexto de la literatura argentina contemporánea, el texto de Gabriela tiene el sello de su estilo inconfundible. Además de la densidad poética de su propuesta literaria, que combina de manera singular lo culto, lo mítico y lo popular, este texto propone como novedad, no sólo el despliegue de una voz, sino el hecho mismo de su aparición. Nuestra adaptación escénica desea intensificar la potencia performática y musical de las palabras que, en “Le viste la cara a Dios”, permite ponerle voz a un cuerpo ausente, invisibilizado, excluido, lacerado y descartado en la basura; el de las mujeres víctimas de uno de los fenómenos más crueles de la violencia machista: la trata de personas. Religión plebeya, poesía como estrategia de supervivencia, grito deforme como restitución de una voz silenciada a golpes. BEYA DURMIENTE (Dj Beya) se propone restituir esa voz, hacerla presente, darle escenario y permitirle presentar batalla. La voz de la actriz y sus intervenciones musicales como Dj Beya, se volverán así, máquina poética, performática y musical, canal de una herida y una tensión entre lo inmaterial y la carne, grito de epifanía y resurrección.